28/2/07

Abdelilah Hriz, nuevo imputado al ser identificado como presunto autor material de los atentados del 11-M

  • Auto decretando la prisión provisional incondicional [PDF]

  • El perfil genético de a Abdelilah Hriz coincide con muestras halladas en Leganés y en la finca de Chinchón

    01-03-07 - Jorge A. Rodríguez / José Yoldi (EL PAÍS)

    El juez Juan del Olmo, que instruye la continuación de la causa del 11-M, considera que Abdelillah Hriz -preso en Marruecos acusado de enviar a terroristas a Irak- es uno de los autores materiales de los atentados de los trenes de Madrid, que provocaron la muerte de 191 personas. El ADN de Hriz, de 29 años y natural de Kenitra, había sido hallado en un peine localizado entre los escombros del piso de los suicidas de Leganés y en unas gotas de sangre que manchaban un pantalón encontrado en la casucha de Chinchón (Madrid), la supuesta guarida de los islamistas.

    El rastro genético había sido considerado anónimo hasta que se ha podido comparar con las muestras mandadas a Madrid por las autoridades de Marruecos. Hriz supuestamente ayudó a escapar de España tras los atentados a otros dos autores materiales: Mohamed Afallah y Daoud Ouhnane. El nombre de Abdelillah, pero sin apellido, había surgido en las investigaciones del 11-M y también en las de la trama de islamistas radicada en Cataluña que supuestamente enviaba terroristas a Irak. En ese grupo presuntamente se encontraba Mohamed Larbi Ben Sellam, también procesado en el 11-M.

    Hriz, sobre el que pesaba una orden de detención en relación con los atentados de Madrid, fue apresado en Siria como miembro de una red dedicada a introducir a suicidas en Irak. En abril de 2005 se localizó su rastro en Turquía, donde un testigo argelino asegura que lo vio en compañía de Daoud Ouhnane, supuesto autor del 11-M, y otras dos personas a las que se da por muertas en Irak en ataques suicidas.

    En fechas cercanas al 11-M, Hriz se fue de su casa de Cataluña, al parecer a Turquía y Siria, pero en junio regresó a Madrid, donde ya había residido entre marzo de 2001 y febrero de 2003. Hasta su última salida de España, al final de diciembre de 2004, había estado empadronado en la calle Chucuri de Madrid, aunque también había residido en Tarragona, según indicó a las autoridades de Marruecos.

    Antes de salir de España, se fue a Santa Coloma, donde supuestamente informó a sus amigos de que estaba listo para ir a luchar a Irak. Se considera que Abdelillah contactó con el padre de Mohamed Afallah para informarle, en mayo de 2005, de que el también huido del 11-M había muerto en Irak. Poco antes, a través del mismo teléfono satélite Turaya (intervenido por el espionaje británico), Afallah había telefoneado a su padre para decirle que estaba en Irak, despedirse y pedirle perdón.

    El rastro genético de Hriz era uno de los localizados durante los registros de los escenarios de los crímenes del 11-M que permanecía anónimo. En concreto, estaba en un peine enterrado bajo los escombros del piso de los suicidas de Leganés y en un pantalón manchado de sangre que estaba en la finca de Chinchón que sirvió de guarida a los terroristas.

    El pasado 30 de noviembre, el Juzgado de Primera Instancia de Rabat envió una portatorunda de algodón con saliva de Hriz, a petición del juez español, quien ya lo buscaba por integración en banda armada. Los cotejos no dejan lugar a dudas: el preso en Marruecos estuvo en dos de los puntos clave del 11-M.

    La prueba genética, unida a que Hriz es amigo de Mohamed Afallah y se le ha visto en Estambul con Daoud Ouhnane, y el hecho de que esté relacionado con Larbi Ben Sellam, ahora juzgado por el 11-M, llevan a Del Olmo a considerarlo autor material. "Abdelilah Hriz", escribe el juez en el auto hecho público ayer, "no es un desconocido, sino un presunto miembro y partícipe de la red terrorista islamista, con vinculaciones y relaciones directas y especialmente intensas con otros presuntos autores materiales (Mohamed Afalah) o relevantes figuras de la trama (Mohamed Larbi Ben Sellam)". Por ello, el juez ordena su detención como responsable de los asesinatos del 11-M, así como por suministro y tenencia de explosivos. Con éste ya serían 14 los supuestos autores materiales: los siete suicidas de Leganés, los tres que están siendo juzgados (Jamal Zougam, Basel Ghalyoun y Abdelmajid Bouchar), los tres huidos o muertos (Said Berraj, Afallah y Ouhnane) y el ahora identificado.


    Manjón afirma que tiene "20 años" para continuar la investigación

    28-02-07 - Europa Press

    La presidenta de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, Pilar Manjón, aseguró hoy, tras conocer que el juez de la Audiencia Nacional Juan el Olmo ha imputado al ciudadano marroquí de 29 años Abdelilah Hriz, preso en su país, por la autoría material de los atentados del 11 de marzo en Madrid que son "muchos" los acusados de la masacre que se encuentran en busca y captura y que tiene "20 años por delante" para continuar la investigación, en referencia al plazo límite de prescripción de los delitos de asesinato.

    Durante el receso de mediodía comentó a un grupo de periodistas que piensa dedicarse de ello a esta labor ya que le "destrozaron" la vida con la muerte de su hijo y ahora no tiene "nada que perder" y dispone de "todo el tiempo del mundo". Afirmó que probablemente la investigación sobre este nuevo procesado en la causa del 11-M será incluída en la pieza separada de la investigación principal que aún tramita el juez instructor del caso.

    Añadió que aún quedan muchos puntos oscuros por resolver como el actual paradero de Mohamed Afalah, huido del piso de la calle Carmen Martín Gaite de Leganés (Madrid) antes de que se produjera la explosión del 3 de abril de 2004 y que, según la policía falleció en un atentado suicida en Irak, información a la que ella no da credibilidad. Por ello insinuó que el juicio que se desarrolla en el Pabellón de la Casa de Campo contra los acusados por los atentados no representará el final de las pesquisas. "Esto será eterno", apostilló.