26/5/04

Prensa internacional



12-03-04





Abre su edición a seis columnas con la noticia de los atentados. Bajo el título: "Diez explosiones sacuden varios trenes en España, matando a 192 personas" cuatro fotos a todo color recogen las imágenes de los trenes tras la explosión, los heridos y el rescate. Subtitula con los 1.400 heridos y recoge las dudas sobre la autoría de los atentados. En su edición digital destaca la solidaridad y las muestras de apoyo a las víctimas y abre su web con la foto de una concentración en Barcelona.




El rotativo francés abre a toda página en portada con la noticia de los atentados en Madrid y lleva la foto de uno de los trenes tras la explosión. Destaca la solidaridad de los españoles y en su página web abre un chat sobre el terrorismo en Europa. "El grupo vasco (ETA) ha alertado generalmente a la policía antes de los atentados para minimizar los daños civiles", señala en relación con las tesis que apuntan a Al Qaeda como responsable de las explosiones.




"España sufre su peor día de terror". El Financial Times abre su edición de papel con los atentados. En su página web lleva un especial titulado "Las explosiones de Madrid" que recoge la crónica pormenorizada de los atentados y una amplia galería fotográfica. La imagen de una joven en una concentración de Vitoria que porta una pancarta en la que se lee. "Los han matado por ser españoles yo también soy español" ilustra la portada de su web. El Financial Times señala en su crónica principal que la atribución de la autoría de los atentados puede tener sus consecuencias en las urnas. "Si ETA resulta ser la responsable, puede sumar apoyos al Partido Popular, que ya encabeza las encuestas. Pero, cualquier implicación de Al Qaeda puede llevar a los votantes a cuestionarse la política del Gobierno respecto a la ocupación de Iraq".





El diario británico dedica especial atención a las investigaciones sobre la autoría de los ataques. "Los ataques indiscriminados representan una cambio radical en las estrategias de ETA, incluso cuando este grupo terrorista no suele reivindicar sus acciones inmediatamente, los expertos en la materia adivierten de que un grupo islamista como Al Qaeda no debe ser desestimado". Recoge las declaraciones del director de Europol, Jügen Storbeck: "Puede haber sido ETA...pero estamos enfrentándonos a un ataque que no se corresponde con el modus operandi que han adoptado hasta ahora".




El diario francés titula "España bajo el shock de los atentados de Madrid". Dedica especial atención al discurso de Aznar y a la convocatoria de la manifestación de hoy. También recoge las declaraciones de Pascual Maragall y destaca una de sus declaraciones: "hoy todos somos españoles". Libération lleva un gran despliegue gráfico y prima les fotografías que reflejan las concentraciones y los actos de solidaridad con las víctimas. En su página web se puede encontrar un especial sobre los ataques con un archivo de informaciones y material gráfico. Según el diario, ETA es "inevitablemente, el primer nombre que se viene a la cabeza", pero "las grandes dimensiones de los atentados de Madrid está más en la línea que se identifica con Al Qaeda que con los terroristas vascos", argumenta.




Abre a seis columnas con el atentado. Titula su información de portada "La mano de ETA, la sombra de Al Qaeda" y recoge impactantes fotografías de las explosiones y los heridos. Destaca en sus ocho hojas especiales sobre el atentado de Madrid la solidaridad de los madrileños dedicando una información a las colas que se formaron en hospitales y unidades móviles para donar sangre. Su página web tiene una portada especial dedicada en exclusiva a los atentados. Una fotografía de una bandera de España y un crespón negro bajo la pregunta "¿ETA o Al Qaeda?" da paso, a golpe de click, a la edición digital normal que también abre con la noticia de la matanza.



13-03-04



"Las pistas de las explosiones apuntan al terrorismo Islámico", señalaba quien citando a funcionarios estadounidenses explicaba que hay pruebas circunstanciales de que alguna organización islámica se encuentre tras los atentados. "Aunque es demasiado pronto para asegurar que sea Al Qaeda o alguna de sus derivaciones"





Afirma que si ETA es la responsable de los atentados supone un "cambio mortal" en su táctica terrorista, y recoge las rotundas negativas del entorno de los terroristas -Arnaldo Otegui y Koldo Gorostiaga, entre otros- sobre la participación de le banda terrorista en los atentados del jueves. "España echa una gran red para pescar a los autores de las bombas", indicaba la BBC, quien añadía las palabras del presidente del Gobierno, José Marra Aznar, de que todas las líneas de investigación están abiertas".




Aseguraba que Interpol y Europol estiman que se trata de una gran operación de Al Qaeda.




"España en duelo se interroga", titula, que recoge en sus páginas advertencias de líderes islámicos contra otros países europeos como Italia.



14-03-04



Titula' "La conexión Al Qaeda" e Informa de las manifestaciones ante las sedes del Partido Popular (PP) pidiendo explicaciones al Gobierno.




Informa de las detenciones y del "vídeo encontrado cerca de la mezquita de Madrid en el que se reivindicaba el atentado en nombre de Al Qaeda", y señala que, "tras la emoción, las dudas y la polémica han ganado a los españoles". Si se confirma la pista del terrorismo Islámico, dice, "España habrá pagado- y tal vez antes que otros- su apoyo a los halcones de la Casa Blanca",




Titula junto a una gran foto de las protestas ante la sede del PP: "Cinco arrestos y un vídeo de Al Qaeda. Acusados tres marroquíes y dos indios. El Gobierno: hay una reivindicación islámica, verificaremos si es auténtica. España a las urnas, protestas contra los populares: basta de mentiras".




Señala en su primera página que la pregunta sobre la autoría de los atentados se ha convertido en una cuestión política.. "Si ETA perpetró los atentados eso favorecería al Partido Popular de Aznar. Entre les fuerzas de seguridad alemanas se dice que el partido de Aznar debe evitar la impresión de que los atentados han sido una represalia por la guerra de Irak, apoyada por éste y rechazada por muchos ciudadanos", dice el diario.



14-03-04 y días posteriores


Prensa alemana y austriaca



"El gobierno hizo un intento de manipulación; Aznar aseguró personalmente a la prensa la veracidad del rastro de ETA; los servicios secretos alemanes fueron incorrectamente informados;petición indirecta de disculpas a la ONU".




"Los servicios secretos de España condujeron a los alemanes por la pista falsa. El gobierno español ha intentado por motivos claramente electorales desviar las sospechas hacia ETA tras los atentados de Madrid".

"No sólo se esforzó el presidente Aznar en convencer a los periodistas de la autoría de ETA telefoneándolos personalmente, sino que los servicios de inteligencia alemanes fueron también incorrectamente informados".

"Un importante responsable de los servicios de seguridad alemanes, que no quiso ser identificado, declaró a la televisión que "hasta ahora nunca imaginó" que un país aliado pudiera transmitir esa clase de información falsa."

"En una nota del 14 de marzo, la BKA se queja de que "los servicios de seguridad del gobierno español, dada la proximidad de las elecciones legislativas, retuvieron muchas informaciones concretas".



Prensa norteamericana, británica y francesa



El "Washington Post" ha señalado que “a pesar de las evidencias que había en contra, el gobierno español llevó a cabo una intensa campaña para convencer a los españoles y a los creadores de opinión del mundo de que era el grupo separatista vasco ETA el autor de los atentados”.




"Financial Times" bajo el titular "crece la crítica a Aznar en la UE", señala que "España puede haber puesto en riesgo la seguridad europea al insistir en atribuir los atentados a los terroristas domésticos", asegura el rotativo británico, citando fuentes de la "policía alemana". Atribuye al Ejecutivo una "agresiva campaña para persuadir a los votantes de que las bombas de Madrid eran obra de separatistas vascos, mucho después de que surgieran pruebas de que era bastante más probable que los atentados hubieran sido perpetrados por terroristas islámicos". También en referencia al tema de la furgoneta apunta que "aun así, el Gobierno español continuó insistiendo en que ETA era la primera sospechosa", constata el diario, cuya información está firmada por corresponsales en Madrid y Bruselas.



“La asombrosa cadena de errores en la política informativa del Gobierno español está documentada sin laguna y sólo deja abierta la pregunta de cómo es posible que pudieran producirse tantas equivocaciones, y tonterías en el plazo de 72 horas”.



Prensa francesa



También "Liberation" hace ese repaso detallado de los hechos en un artículo titulado: "Una intoxicación realizada directamente por José María Aznar".



La prensa mundial ve en el 14-M un plebiscito sobre Irak

Los periódicos de izquierda y europeístas se felicitan por el triunfo del PSOE y los conservadores hablan de rendición ante el terror

16-03-04 - Javier Valenzuela (EL PAÍS)

La derecha española terminó pagando el 14-M el precio de su alineamiento con Estados Unidos en la guerra de Irak, la decisión más importante y más controvertida de José María Aznar en sus ocho años de presidencia del Gobierno. En esto estaban ayer de acuerdo todos los medios informativos del planeta, aunque, según el país y la línea editorial, unos consideraban que los españoles dieron una lección de justicia al desalojar al PP de La Moncloa, y otros estimaban que el horror de los atentados del 11-M les llevó a cometer un error. No faltaron tampoco medios muy conservadores y pro Bush que aseguraron que los españoles se rindieron a Al Qaeda.
Dos diarios progresistas franceses, Le Monde y Libération, coincidieron en subrayar que, al final, lo que perdió al PP fue la acumulación de mentiras. "España sanciona la mentira de Estado", tituló a lo largo de su primera página Le Monde. Este periódico se felicitó porque el espectacular cambio político en España va a devolverle a su papel natural en el seno de la Unión Europea. En un comentario editorial, Jean-Marie Colombani, su director, criticó la manera en que Bush ha conducido la lucha contra el terrorismo islamista tras el 11-S. "Las infiltraciones de Bin Laden en Irak son la consecuencia de la guerra de Irak, y no a la inversa", señaló. La "ideología", según el periodista, ciega a Bush, y "es quizá la ideología lo que ha conducido al Gobierno de Aznar a la mentira de Estado".

Nunca desde el 23-F los medios internacionales habían dedicado tanta atención a España como en los últimos días. El 11-M horrorizó al mundo y despertó una inmensa corriente de solidaridad con España. Lo ocurrido tres días después, el 14-M, sorprendió a tirios y troyanos. Libération, en un titular conciso pero con grandes caracteres tipográficos, lo vió así: "El precio de la mentira". "La mentira", escribió en un comentario editorial Patrick Sabatier, "es la peor arma de destrucción masiva".

La prensa de EE UU y Reino Unido también hizo una lectura internacional de los resultados del 14-M. Con una gran foto de manifestantes socialistas celebrando su victoria y un pequeño retrato de Zapatero, The New York Times concedió a las elecciones españoles su principal titular de portada. Elaine Sciolino informó de que los votantes actuaron "marcados por la cólera y el dolor ante el manejo [por parte del Gobierno de Aznar] de la crisis tras los atentados de la semana pasada". Arrancando en la primera página, el análisis de David E. Sanger era rotundo en su titular: "Golpe a Bush". "Es", señaló, "la primera derrota electoral de un aliado de Bush en la guerra de Irak".

La intención de Zapatero de retirar las tropas españolas de Irak el 30 de junio si la ONU no se hace cargo antes de ese país fue la noticia más destacada de la jornada de ayer para The New York Times, tanto en su edición impresa como en la de Internet. También lo fue para The Washington Post, que abrió con este titular: "España puede retirar sus 1.300 soldados de Irak". El diario de Washington puso el acento en que cabe la posibilidad de que esa retirada no se produzca, siempre y cuando la ONU se implique directamente en Irak.

"Los votantes furiosos echan al Gobierno español", tituló alborozado The Guardian. En ese diario británico de izquierdas Giles Tremlett también interpretó la "victoria sorpresa" de Zapatero como "un golpe a la Administración de Bush". Y otro comentarista apuntó a Blair. "La desinformación está en el centro de la extraordinaria e inesperada victoria del PSOE y esto debería servir de advertencia para Tony Blair", escribió David Mathieson.

En cambio, Aznar encontró defensores en la prensa conservadora británica. Por si el titular de The Daily Telegraph -"Golpe electoral a la guerra de Bush contra el terror"- no fuera suficientemente explícito, un comentario de Isambard Wilkincon aseguró: "La anunciada retirada de la tropas españolas romperá la unidad de la coalición en Irak y será considerada en el mundo árabe como una victoria de Al Qaeda".

En países como Polonia y la República Checa, que tras su liberación del comunismo viven una intensa americanofilia, los comentarios sobre el vuelco español fueron generalmente negativos. Pavel Safr, director de MF Dnes, interpretó que los electores españoles optaron por "apaciguar" a Al Qaeda. "Si Occidente se deja influenciar en sus elecciones por los terroristas, no tendrá paz sino algo horrible", escribió. "Los autores de los sangrientos atentados de Madrid han conseguido sus objetivos", afirmó el diario polaco Rzeczpospolita.

Los medios alemanes reaccionaron con más cautela. "Victoria para los socialistas tras los atentados terroristas de España", tituló el conservador Frankfurter Allgemeine. "El miedo al terrorismo marca las elecciones en España", destacó el Süddeustche Zeitung.

Como el resto del mundo, los italianos asistieron atónitos al cambio. El diario italiano La Repubblica, de línea editorial progresista, tituló a toda página: "España, sorpresa socialista. Se derrumban los populares acusándose haber mentido sobre la matanza". El conservador Corriere della Sera tituló: "El presidente Aznar sale de escena de la forma más amarga; Bush pierde a un aliado; el líder socialista vence, como ya lo hizo Schröder, al prometer su salida de Irak".

Zapatero fue bien recibido en una América Latina donde la arrogancia de Aznar ha dejado cicatrices. En el diario argentino Clarín Juan Carlos Algañaraz informó de que el PP "sufrió una derrota catastrófica", y la atribuyó al 11-M y "a las denuncias de manipulación de datos sobre los responsables" de los atentados terroristas. La Nación vinculó asimismo el rechazo del PP con la desinformación sobre el 11-M, y auguró que Zapatero mejorará las relaciones con Argentina.

En México, La Reforma sentenció que Aznar ha pagado un alto precio por respaldar la guerra de Irak en contra de la opinión del 90% de sus compatriotas. El Universal profetizó que la victoria de Zapatero tendrá "repercusiones internacionales" y podrá incluso influir en las elecciones presidenciales estadounidenses del próximo otoño, al reabrir el debate universal sobre las supuestas razones que llevaron a Bush, Blair y Aznar a librar la guerra de Irak. Esa guerra, según ese diario, no tuvo nada que ver con la lucha contra Al Qaeda.

Aprobaran o desaprobaran la actitud del electorado español, los medios internacionales coincidieron en que el 14-M fue, en cierto modo, un especie de plebiscito sobre la guerra de Irak. Sus resultados, escribió Mohamed Ben Yussef en Tunis Hebdo, fueron "un voto indirecto contra Estados Unidos, contra el poder imperialista que ha reforzado a los halcones de Europa". Según el comentarista tunecino, los españoles actuaron con "sabiduría" contra "una doble mentira: la ausencia de armas de destrucción masiva en Irak y las falsas acusaciones contra los vascos".

"El 11-M hizo que cientos de millones de personas de todo el mundo se sintieran españoles. Luego los españoles apostaron el 14-M por la verdad y el cambio. Ahora sí que España incide en la escena internacional".



The Wall Street Journal: "El recuerdo de la censura del régimen de Franco"

The Wall Street Journal' teme que la política de Aznar haya reabierto viejas heridas españolas

27-03-04 - EL PAíS

Aznar seguía ayer aferrándose a teorías conspirativas para explicar la derrota de su partido en las elecciones del 14-M. Sin embargo, muchos diarios de referencia de todo el planeta, conservadores o progresistas, han vinculado desde el primer momento la amplitud de la caída del PP con la decisión de Aznar de que España participara en la guerra de Irak en contra del 90% de los ciudadanos y con el intento de su Gobierno de manipular las informaciones que señalaban que los atentados del 11-M eran fruto de Al Qaeda y estaban relacionados con esa aventura bélica.

"España sanciona la mentira de Estado", tituló en primera página el diario francés Le Monde el 15 de marzo. El día siguiente, Financial Times tituló de modo rotundo su editorial sobre las elecciones del 14-M: "España nos da una lección de democracia". Ese mismo día, The New York Times sentenció en su editorial que el 14-M fue "un sano ejercicio de democracia". "Lo que triunfó al final fue la democracia española", insistió Elaine Sciolino en The New York Times el pasado día 21. "En gran medida, el voto de los españoles representa un castigo al intento descarado por parte del Gobierno de Aznar de engañar al público y manipular a los medios para culpar a ETA de los atentados", señaló Cathy Young en The Boston Globe el día siguiente.

"La asombrosa cadena de errores en la política informativa del Gobierno español está documentada sin lagunas y sólo deja abierta la pregunta de cómo es posible que pudieran producirse tantas equivocaciones y tonterías en el plazo de 72 horas", escribió Paul Ingendaay en Frankfurter Allgemeine Zeitung el pasado día 23. El 14-M, escribió en la última edición de The New Yorker su director David Remmick, fue la expresión del "resentimiento contra la voluntad del Gobierno de Aznar de desinformar al público con fines electoralistas". Remmick apoyó la guerra de Irak.

El conservador diario económico norteamericano The Wall Street Journal, que el martes difundió un artículo autojustificatorio de Aznar, publicó ayer una información de Carlta Witzthum y John Carreyrou cuya tesis central es que en España se han reabierto las heridas de la Guerra Civil. Según los reporteros, España está dividida hoy entre la derecha del PP, "un descendiente democrático del movimiento de Franco que gobernó durante casi 40 años", y la izquierda, "que se considera la heredera de la República que Franco derrocó".

The Wall Street Journal detalla algunos episodios de los días, el 11 y 12 de marzo, en los que "el Gobierno de Aznar empujó fuertemente la tesis de ETA". "Aunque el señor Acebes continuaba insistiendo en que ETA era la culpable, aumentaban las evidencias en sentido contrario", recuerdan Witzhum y Carreyrou. El sábado, añaden, "muchos españoles sospechaban que el Gobierno de Aznar estaba mintiendo sobre el peor ataque terrorista de su historia. Para algunos, el presunto encubrimiento despertó el recuerdo de la censura practicada por el régimen de Franco".