5/6/04

11M: Manipulación, información y elecciones (sindocumentos.com)

4-06-2004 Javier Pueyo Sindocumentos.com

Faltan unos minutos para las ocho de la mañana del 11 de marzo de 2004. Madrid amanece nublado y quedan pocas horas para que finalice la campaña electoral. Hay convocada una huelga universitaria en Madrid y son pocos los estudiantes que cogen los trenes de cercanías para acudir a las universidades Autónoma y de Alcalá. Los medios informativos repasan las noticias de campaña y hacen referencia a Guinea Ecuatorial y al Real Madrid.

Sin embargo, algo sucede en la estación de Atocha. Comienzan a llegar los primeros datos. Iñaki Gabilondo, en la SER, comparte con sus oyentes la información disponible a las 07:52. No hay más que confusión. En La Mañana de la COPE, los responsables de la desconexión territorial de Madrid logran hablar por teléfono con vecinos de la zona. En Telemadrid se emiten dibujos animados, y en La Primera de TVE se comienza a mencionar el asunto en el tramo posterior a las 08:00. Cuatro medios de comunicación, dos privados y dos públicos, que no tardarían en convertirse en los protagonistas de la noticia.

Tras las elecciones del 14 de marzo, que conceden una mayoría inesperada al PSOE, muchos analistas coinciden en afirmar que entre el jueves y el domingo hubo manipulación y mentiras, y que alguien quiso aprovechar la tragedia en su propio beneficio. ¿Pero quién fue? ¿El Partido Popular sostuvo hasta el final la tesis de ETA para alcanzar la mayoría absoluta y romper el tripartito catalán o el Partido Socialista, en colaboración con el Grupo Prisa, dio un golpe de Estado para llegar a La Moncloa?

A lo largo de este reportaje reviviremos aquellas terribles horas de tensión y angustia, y fijaremos nuestra mirada en el comportamiento de los políticos y de los medios de comunicación –y más concretamente en el de los que, de un modo u otro, se convirtieron en los grandes protagonistas del momento.


PRIMERAS HORAS
Mientras el Gobierno vasco anuncia la comparecencia de Juan José Ibarretxe para las 09:30 de la mañana (en la que el lehendakari condenaría sin paliativos los atentados y tacharía a los etarras de “alimañas y asesinos”), comienzan las primeras tertulias radiofónicas del día. En la Cadena SER, Iñaki Gabilondo asume la autoría de ETA y afirma que hay que estar con el gobierno, con “nuestro gobierno”. A lo largo de esa edición especial de Hoy por Hoy, Gabilondo pide a los ciudadanos que el domingo vayan a votar masivamente, y que lo hagan sin cambiar el voto que tuvieran pensado.

En la COPE, Federico Jiménez Losantos también se refiere al gobierno de Aznar: “En los últimos años, el gobierno de España ha demostrado que mantiene una política coherente, y es la que hay que hacer”. Pero añade que “ERC comparte la abyección moral con ETA”. A lo largo de la mañana, en la cadena de los obispos se aprovecha la masacre para atacar a las fuerzas nacionalistas: “Ibarretxe estaba y está en el pacto de Estella que hizo precisamente el PNV cuando toda España, después del asesinato de Miguel Ángel Blanco, se movilizó contra ETA y el PNV se lanzó a apoyar a ETA”. Pedro J. Ramírez, director de El Mundo, exige en la tertulia a Zapatero que pida responsabilidades políticas a Maragall, por gobernar con “partidos que están estimulando a la banda terrorista”.

Las principales fuerzas políticas, PP, PSOE e Izquierda Unida, anuncian la conclusión de la campaña electoral. Pero la campaña, sin embargo, sigue adelante.


“En la sede del PP en la calle Génova, uno de los consejeros electorales que ayudaba en su campaña a Mariano Rajoy, Pedro Arriola, se hizo la misma pregunta: ¿ETA o AlQaeda? Aunque no puede decirse que Arriola sea un experto en la materia, se trata de un hombre de la confianza personal de José María Aznar, hasta el punto de que negoció con la banda terrorista en representación de su gobierno, cuando este creyó que una tregua decretada unilateralmente por aquella podría acabar, al estilo irlandés, con su rendición. ¿ETA o AlQaeda? ¿Y qué impacto electoral tendría un hecho tan monstruoso en las elecciones del domingo siguiente? Arriola hizo algunas llamadas telefónicas, comentó el caso con otros colegas, amigos y miembros del partido. Las conclusiones de ellos eran fruto exclusivo del sentido común: los atentados, en principio, supondrían una movilización del voto cuando las encuestas anunciaban un empate técnico entre los dos grandes partidos. Si era ETA la responsable, resultaba más que posible una concentración de electores en torno al gobierno, cuando menos por instinto de seguridad de los votantes, y quizás veríamos volcarse las urnas a favor del PP. Pero, si era AlQaeda, los ciudadanos relacionarían las bombas con la participación de España en la invasión de Irak, y las consecuencias electorales podrían ser distintas, impredecibles en cualquier caso.”
Juan Luis Cebrián (periodista)


A mediodía, el líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, condena la masacre y niega cualquier participación de ETA en ella. El partido ilegalizado por su relación con la banda terrorista jamás ha condenado un atentado de ETA.

A la una y media, Ángel Acebes, ministro del Interior, afirma en rueda de prensa que “las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado no tienen ninguna duda de que el responsable es ETA. Estamos asistiendo a un proceso de intoxicación que ha iniciado el señor Otegi de manera miserable para desviar la atención. [...] No me cabe ninguna duda de que es una estrategia miserable como todo lo que hace ETA y los que le apoyan”. Acebes no otorga ninguna credibilidad a ETA. Sí se la concedía, sin embargo, Jaime Mayor Oreja el 20 de febrero de este mismo año, al referirse al comunicado de la banda sobre la tregua decretada en Cataluña tras la reunión con Carod-Rovira: “ETA dice la verdad. [...] ETA mata, pero no miente”.

Mientras Ángel Acebes realiza estos comentarios en rueda de prensa, su Ministerio emite un comunicado –del que se hace eco la agencia EFE- en el que se explica que la dinamita empleada en los atentados es Titadyne, la que usa ETA. En realidad, la dinamita es Goma 2, pero esto no se reconoce oficialmente hasta el día siguiente, cuando se hacen públicas las conclusiones del estudio de la mochila encontrada el jueves en uno de los trenes.

Antes de que Acebes comparezca en rueda de prensa, José María Aznar llama a los directores de los principales periódicos españoles para confirmarles la autoría de ETA: “Ha sido ETA con total seguridad”. Tampoco se libran de las llamadas del Gobierno los corresponsales extranjeros que se encuentran en Madrid.

“Desgraciadamente tenemos que comunicar nuestro malestar con la actuación de la dirección general de comunicación del área internacional del ministerio de la Presidencia. Algunos corresponsales oficialmente acreditados en La Moncloa, miembros del Círculo, han recibido a lo largo de la tarde del Jueves pasado, día 11 de marzo, una llamada desde su dirección general con el explícito llamamiento de apuntar en nuestras crónicas y difusiones que ETA fue el autor de los atentados en Madrid.”
Círculo de Corresponsales Extranjeros (16/03/2004)


Pero las presiones no acaban aquí. El embajador español en la ONU, Inocencio Arias, logra el mismo día 11 que el Consejo de Seguridad apruebe, no sin cierta reticencia, una resolución de condena en la que se menciona explícitamente al grupo terrorista ETA.

A las cinco de la tarde, para fortalecer la tesis de ETA allende nuestras fronteras, el Ministerio de Exteriores se pone en marcha y contacta con todas las embajadas para que insistan en la autoría de ETA y no den pábulo a otras hipótesis.

Hasta este momento, las fuerzas de la oposición se mantienen en silencio. PSOE e IU siguen respaldando al Gobierno y piden “unidad frente al terror”.


EL DISCURSO DEL REY
Juan Carlos de Borbón graba en la tarde del jueves 11 de marzo un mensaje que en España sería emitido pasadas las ocho y media de la tarde, entre veinte y treinta minutos después que en Estados Unidos. En ningún momento se oye en boca del Monarca la palabra “ETA”.

El retraso en la emisión televisiva del mensaje del Rey se debe a la comparecencia realizada unos minutos después de las ocho por el ministro Acebes. Juan Luis Cebrián afirma que “se sabe que el monarca pidió que, antes de su declaración, el Gobierno compareciera en público para dar a conocer que existían otras líneas de investigación diferentes a las que se habían anunciado a mediodía”. De hecho, el diario francés Libération, en un artículo titulado “Atentados del 11 de marzo: una intoxicación llevada en directo por Aznar”, sostiene que el Rey solicita en la tarde del jueves al presidente Aznar que se retracte de la teoría que responsabiliza a ETA de los atentados en Madrid. La estrategia informativa planeada por el Gobierno “llega a provocar tensiones con el jefe de Estado, el rey Juan Carlos”. Según la información de este diario, “al atardecer, el Rey decide dirigirse a los españoles. Pero exige al Gobierno que reconozca públicamente, antes de intervenir, que la pista islámica no está excluida”.

Y, en efecto, Ángel Acebes reconoce en la rueda de prensa previa a la emisión del mensaje del Monarca que acaba de “dar instrucciones para que no se descarte ninguna y se abran todas las vías de investigación”, aunque insiste en que la dinamita es la “habitual de ETA”. Añade, eso sí, que se ha localizado un vehículo, supuestamente empleado por los terroristas, que contiene versículos del Corán. El vehículo en cuestión, un Renault Kangoo, fue hallado por la policía a media mañana.

La noche aún no ha acabado. La Cadena SER informa de que tres fuentes distintas confirmaron a la emisora la existencia de un terrorista suicida entre los restos de los trenes, añadiendo siempre que tanto el Ministerio del Interior como fuentes judiciales lo niegan. En el programa especial conducido por Carlos Llamas esa noche, se recuerda que “nada hay confirmado, todo está abierto, todas las hipótesis son posibles”, mientras se pide “prudencia” ante las noticias que van apareciendo. Varios tertulianos afirman una vez más que, en todo caso, confían “en el Ministerio del Interior, en lo que dice el Gobierno”.

Pasadas las 22:00 horas un grupo integrista islámico reivindica los atentados, pero a medianoche Eduardo Zaplana declara en TVE que la pista principal conduce a ETA. También Ana Palacio insiste en esa vía, asegurando a la BBC que todo apunta a ETA.

Nos vamos a dormir con la edición final del 11 de marzo del diario electrónico Libertad Digital (cercano al Partido Popular), en la que se recogen de forma destacada declaraciones de Aznar, Rajoy, Acebes y Ana Palacio. Ningún político de la oposición tiene un titular destacado en la portada. Sí lo tiene, sin embargo, el futbolista Salva, que pide que demos “72 horas a los que hay que dárselas y verás cómo con esto se acaba rápido. Que se olviden del luto, brazaletes, pésames y mierdas, hablar no vale para nada”. La utilización partidista de los atentados que se pudo percibir en la COPE durante las primeras horas del día, se evidencia de un modo excepcional en los artículos que el diario dirigido por Javier Rubio y editado por Federico Jiménez Losantos publica a lo largo del día.

“Esta sangre de marzo es la consecuencia lógica del regalo que un fundamentalista visionario convertido en presidente autonómico en funciones le hizo a ETA. Que la reunión de Perpiñán y la matanza de Madrid, que marcará nuestras vidas, son los dos extremos de la misma estrategia de los enemigos de España y de la libertad es una obviedad que no admite discusión.”
Juan Carlos Girauta

“Los objetivos que persigue ETA y el pensamiento -que la nutre y guía- también han de ser condenados. Los delincuentes y asesinos cuando se organizan lo hacen en torno a una ideología afín, a iconos como el Che y personajes como Arana, que les dan un aval para ellos seguir cometiendo sus mismos crímenes, ya sean estos físicos como excluyentes, racistas y xenófobos. [...] El pueblo español hoy sufre más, pero solo deberá cerrar los ojos para ocultar la lágrima del dolor, deberá abrirlos para asegurar su futuro. Su voto, en las elecciones, será el castigo a los errores de los que ahora quieren eximirse de sus responsabilidades con lágrimas de cocodrilo.”
Wenceslao Cruz


“Una vez más en la historia de la democracia en España, el PSOE no estuvo a la altura de las circunstancias y traicionó la Constitución, como hizo en 1934 y como hizo en los meses 'operación de acoso y derribo de Suárez' anteriores al golpe de estado de Tejero. Ahora, el traidor es Maragall, el cual, primero, se niega a desprenderse de Carod, para aceptar después su sustitución por otro miembro de Esquerra, que nunca rectificó la posición política que significó el encuentro de Carod con ETA. La responsabilidad llega hasta Rodríguez Zapatero, máximo dirigente del PSOE, quien, en una muestra de oportunismo político y falta de ética, pretende que no ha pasado nada, que lo ocurrido en el tripartito catalán es un tema menor; incluso que es una maniobra política del PP para influir en la campaña, filtrando la entrevista y no deteniendo 'pudiendo haberlo hecho' a la cúpula de ETA, según declaraciones de 'rencor' González.”
Alberto Recarte


“Estamos consternados. Pero aún nos queda memoria e inteligencia para preguntarle a los mal-nacidos que juegan a la política: ¿Dónde están los actores que no quisieron ponerse la pegatina de 'ETA NO'? Hoy, cuando hayan visto las imágenes de los cuerpos destrozados, espero que hayan sentido vergüenza de que alguien los reconozca por su humanidad. ¡Son alimañas que desconocen lo que traen adentro las palabras solidaridad y compasión! Sus miserables actitudes ya no valen ni como abono para que crezcan los partidos políticos que los amparan. ¿Dónde están los 'intelectuales' que hablan de miedo? Ellos son los que producen miedo porque quieren dialogar a toda costa con los nacionalistas. Hoy, toda esa gentuza, nos hablará de unidad, de ser una piña, etcétera para acabar con ETA. ¡Ratas! Salid a la calle, si tenéis valor, y mirad los rostros tristes de los españoles para que aprendáis qué es la dignidad. [...] La sangre de las víctimas de ETA es el argumento para terminar con los terroristas, los independentistas y los nacionalistas. [...] ¿Dónde está Carod que aún sigue hablando de dialogar con ETA? ¿Dónde hallar a los brivones (sic) que hablan de formas plurales para convivir con los nacionalistas y sus tutores terroristas?”
Agapito Maestre


“LA MÁQUINA DE MENTIR ACOMPAÑA A LA DE MATAR”

Ya es viernes. El horror comienza a tornarse en crispación y empiezan a surgir serias dudas sobre el comportamiento del Gobierno. Iñaki Gabilondo, acusado junto con la Cadena SER de manipular los atentados en favor del PSOE, inicia su programa a las seis de la mañana, a la vez que Federico Jiménez Losantos, su principal acusador.

Mientras Gabilondo explica en la SER que hay dos vías abiertas en la investigación, informa de las noticias registradas en las últimas horas y se lamenta de que media España “parezca estar deseando que sea ETA y otra media Al Qaeda”, Jiménez Losantos, en la COPE, dice: “Estamos en campaña electoral y hay gentuza que con tal de lavar su sucia conciencia, y sobre todo la sucia conciencia de sus votantes, de los que pactaron con ETA que matara en Madrid pero no en Barcelona, son capaces de cualquier cosa; lo han demostrado ya y lo seguirán demostrando”. Y aclara, por si quedara alguna duda: “Podrían haber sido los de Al Qaeda, pero no; los cómplices del terror, los del pacto con la ETA, los de Perpiñán, tienen que disimular, no porque se arrepientan, sino porque temen por sus resultados electorales. [...] Todo criminal lo primero que hace es borrar sus huellas, y desde luego los criminales en España cuentan con una brigada importantísima y privilegiada por este Gobierno [...] que se ha esmerado en borrar las huellas del crimen; es que claro, es que está Perpiñán, es que está el Gobierno autónomo de Cataluña, es que está el tripartito, y es que está el PSOE detrás, que tiene sin duda una gravísima responsabilidad moral en los atentados pasados, presentes y futuros de la ETA. [...] Rovireche se fue en condición de presidente de la Generalidad en funciones a pactar con los etarras en Perpiñán que mataran en el resto de España pero no en Cataluña; ese pacto respaldado por el tripartito y por el PSOE de Zapatero fue ayer puesto más en evidencia que nunca”.

El comunicador turolense, votante confeso del PP, tras llamar “merluzos” y atacar a los altos cargos del Gobierno por informar el día anterior del hallazgo de la cinta con versículos del Corán, se vuelve a referir al Grupo Prisa afirmando: “El domingo hay elecciones, y la máquina de mentir tiene que acompañar a la máquina de matar”.

Iñaki Gabilondo, por su parte, deja claro a lo largo de la mañana que asume la versión del Gobierno, pero asegura que sería “muy feo” que nos llevaran a votar culpando a ETA de la masacre y que el lunes nos dijeran otra cosa. Gabilondo convoca a los oyentes a la manifestación contra el terrorismo del viernes por la tarde y les pide nuevamente que el domingo acudan a votar de forma masiva sin dejarse influenciar por los atentados.


¿QUIÉN HA SIDO?
Hoy por Hoy concluye con la rueda de prensa del presidente Aznar, que repite –en un tono extraordinariamente duro- que la vía principal de la investigación sigue la pista de ETA: “¿Es que alguien piensa que un Gobierno con dos dedos de frente en España, después de treinta años de terrorismo, ante un atentado como el de ayer, no tiene que pensar lógicamente, razonablemente, que puede ser esa banda su autora? Esa organización terrorista está hecha para matar y mata todo lo que puede”. Unos minutos después es Ángel Acebes quien comparece ante las cámaras para insistir en la tesis de ETA.

Sin embargo, tanto Otegi como ETA –esa misma mañana, a través de un comunicado a Gara y ETB- han desmentido su participación. Las pruebas materiales no señalan nada en esa dirección: las fuerzas de seguridad, que llevan desde la madrugada investigando la mochila que no explotó y que se encontró finalmente en la comisaría de Vallecas, confirman que el explosivo y los detonadores de las bombas no son los usados habitualmente por ETA. Tampoco el ‘modus operandi’ de los atentados del 11M coincide con el del resto de atentados de la organización terrorista. Así pues, ¿qué prueba o indicio lleva a Aznar y su gobierno hasta ETA? Ninguno. Y no son pocos los medios extranjeros que, citando fuentes de servicios de inteligencia de toda Europa, descartan la participación de ETA.

Mientras los ciudadanos se acercan al centro de Madrid para expresar su dolor por los atentados del jueves, Ángel Acebes organiza una rueda de prensa en el Ministerio para anunciar públicamente los datos que se desprenden de la investigación de la mochila de Vallecas –que, no lo olvidemos, comienza en la madrugada del jueves al viernes- y que ya se conocían en Interior. Además, Acebes asegura que aún no se ha traducido la cinta hallada en el coche descubierto en la mañana del jueves. ¿Debemos deducir que el Ministerio guarda una cinta -que podría ser clave para el desarrollo de la investigación de los mayores atentados sufridos en España- durante más de treinta horas sin que nadie la traduzca?

Comienza la manifestación. Telemadrid inicia un especial informativo que cuenta con los comentarios en directo de Gabriel Albiac, Amando de Miguel y César Alonso de los Ríos, todos colaboradores de la COPE. Se da por descontada la autoría de ETA y se hace especial hincapié en el lema de la manifestación: “Con las víctimas, con la Constitución, por la derrota del terrorismo”. ¿Qué tiene que ver la Constitución con esa manifestación? ¿O es que se trata de hacer política con casi doscientos muertos sobre la mesa?

Posteriormente, la televisión pública madrileña emite “Asesinato en febrero”, una película sobre los asesinatos de Fernando Buesa y de su escolta perpetrados por ETA. Manuel Soriano, ex jefe de prensa de la presidenta Esperanza Aguirre y actual director general de Telemadrid, explicaría posteriormente que se decidió poner esa película porque estaba relacionada con el terrorismo. Pero con el de ETA, añadimos.
Es difícil no ver segundas intenciones en la decisión de Soriano.

Telemadrid, medio de comunicación pagado con nuestros impuestos, no atiende a los ciudadanos que piden explicaciones al grito de “¿Quién ha sido?”. Sin embargo, sí atiende –y sobradamente- a aquellos que hacen referencia a ETA. El propio Manuel Soriano reconoce haber entrado en la sala de realización de TM para decir qué planos de la manifestación debían pincharse y cuáles no. La actuación de TVE, sin llegar a tal grado de bochorno, se queda cerca.

Sin embargo, a juicio de Federico Jiménez Losantos, la censura de Televisión Española no fue lo suficientemente rigurosa: “La desastrosa actuación informativa del Gobierno, incapaz de explicar policial, y sobre todo, políticamente, la naturaleza y responsabilidad de los atentados tuvo su corolario natural en la glosa de Urdaci en TVE a una pancarta particularmente estúpida: ‘¿Quién y por qué?’. Y dijo Urdaci: ‘Eso es lo que nos preguntamos todos’. [...] Otra vez se ha confiado todo a la improvisación en directo de los reporteros de las televisiones, muchos de ellos carentes de las más mínimas nociones de gramática y prosodia, todos ayunos de un guión político que les evite improvisar sandeces como la ya citada de la Primera Cadena de TVE”.

La madrugada se acerca con la unidad política rota. Los ciudadanos comienzan a pedir explicaciones en las calles y la oposición (Zapatero, Llamazares, Blanco e Ibarretxe) exige que los ciudadanos conozcan “toda la verdad”.


PÁSALO

Día de reflexión. Y entrevistas de Mariano Rajoy en El Mundo y El País. En el diario de Pedro J. Ramírez, Rajoy insiste: “Tengo la convicción moral de que ha sido ETA”. Y pide, indirectamente, el voto: “Ahora sería bueno que hubiera un Gobierno con mayoría absoluta”.

El Gobierno del Partido Popular se pone en marcha y decide ocupar los informativos con sus declaraciones. Aunque ya todo apunta al integrismo islámico, Eduardo Zaplana se pregunta por qué no podría ser ETA: “Cuando hay un atentado de esta naturaleza, gravedad y trascendencia y con similitudes evidentes a las intentonas abortadas recientemente a la banda terrorista ETA, resulta que algunos parece que quieren descartar que pueda ser la banda criminal y asesina ETA, cuando todo apunta y hay líneas de investigación en marcha, de las que se ha dado cuenta, que no nos debería causar ninguna sorpresa que fueran los criminales de ETA” (13:10).

Una hora y veinte minutos después, Ángel Acebes comparece en rueda de prensa para decir, esencialmente, que “la prioridad sigue siendo ETA”.

Televisión Española y Antena 3 TV se suman a la línea marcada por el Partido Popular e insisten en la tesis de ETA. Miguel Platón, director de la agencia pública EFE, ordena el envío de un telegrama con el siguiente titular: “Las pistas apuntan a ETA y descartan a Al Qaeda”. No se había producido ninguna noticia de la que se pudiera concluir eso.

Mientras tanto, la Cadena SER asegura que fuentes del Centro Nacional de Inteligencia confirman que se está trabajando con el convencimiento, al “99%”, de que el atentado fue obra de grupos integristas islámicos. Pocos medios se hacen eco de la exclusiva de la SER y el máximo responsable del CNI, Jorge Dezcallar, que depende directamente del gobierno, la desmiente. La confirmación de su veracidad, en todo caso, no tardaría en llegar: Telecinco y la Cadena SER anuncian unos minutos antes de las ocho de la tarde que ya se han producido las primeras detenciones y que estas afectan a ciudadanos marroquíes e hindúes no relacionados con la organización terrorista ETA.

Recordemos las declaraciones que Acebes realiza por la tarde insistiendo en la tesis de ETA, tan solo una hora y media antes de que se produzcan las primeras detenciones de individuos no relacionados con la banda. ¿No conocía Acebes la operación que estaba a punto de llevarse a cabo en Madrid? ¿Mintió? ¿No conocía Platón la operación que estaba llevándose a cabo en Madrid? ¿Mintió? ¿No conocía Dezcallar la operación que ya se había llevado a cabo a Madrid? ¿Mintió?

Los responsables policiales de la lucha antiterrorista lo tienen claro. Según informaría con posterioridad El Periódico de Catalunya, “los responsables policiales de la lucha antiterrorista expresaron en privado su malestar por la utilización política del atentado por parte del Gobierno. Desde el primer momento, el ministro del Interior, Ángel Acebes, ocultó los datos más significativos sobre las pistas policiales en relación con la autoría del atentado. El comisario general de información antiterrorista, Jesús de la Morena, amenazó con dimitir, según informaron fuentes policiales”.

Telemadrid decide no emitir en directo la rueda de prensa de Acebes, celebrada alrededor de las 20:15 (hay un partido de fútbol), en la que se anuncian las detenciones. El ministro, pese a todo, sigue afirmando que “no hay que descartar la opción de ETA”. TM tampoco informa en el telenoticias nocturno de las concentraciones espontáneas que se están produciendo frente a las sedes del Partido Popular de toda España.

Sí lo hacen, sin embargo, otros medios, como la Cadena SER, los servicios informativos de la Cadena COPE, CNN+ o Localia, que interrumpen sus respectivas programaciones para informar de lo que está sucediendo en la calle. En la SER conectan con Génova, donde se está produciendo la concentración frente a la sede nacional del PP, y entrevistan a un manifestante, que entiende que “el gobierno ha insistido en ETA para sacar votos mañana”. Uno de los conductores del especial de la SER, se pregunta: “¿Por qué nos empujaron en una dirección y ahora tenemos que dar un giro completo? ¿Había alguien interesado?”. Carlos Llamas recuerda que estas concentraciones espontáneas son tan respetables como las del día anterior, pero tanto él como el presentador del especial, José Antonio Marcos, piden calma y tranquilidad a los ciudadanos.

Los dirigentes populares se ponen nerviosos. Según afirma el periodista Juan Luis Cebrián, “un ministro del gobierno telefoneó de forma institucional, y también en nombre del candidato del Partido Popular, a un alto responsable del grupo Prisa para protestar porque la SER y CNN+ estaban, a su juicio, ‘llenando las calles de manifestantes”. Mariano Rajoy decide convocar a la prensa en la sede de Génova y exige a los manifestantes que dejen de presionarles. Rajoy, en directo a través de TVE, pide a los “convocantes” que “cesen en su actitud” y “al resto de partidos políticos que desautoricen de manera expresa estas presiones intolerables que repiten el acoso a las sedes del PP de las pasadas elecciones municipales y autonómicas”. Pero lo cierto es que es una concentración espontánea para que el Gobierno cuente la verdad antes de que se abran las urnas. Rubalcaba puede salir a pedir indirectamente el voto a los ciudadanos -que, según él, “se merecen un Gobierno que no les mienta”-, pero no a desconvocar las concentraciones; el PSOE no tiene ninguna relación con ellas.

Pasada la medianoche, Acebes desvela el hallazgo de una cinta de vídeo -de cuya existencia se tiene constancia en Telemadrid entre las siete y las ocho de la tarde- que confirma la autoría de Al Qaeda. Es la primera vez que Televisión Española no retransmite una rueda de prensa del Ministro.


COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

La crispación duraría hasta pasadas las elecciones, y aún hoy hay quien asegura que en aquellos días se produjo un “golpe de Estado”; que tras aquel terrible atentado, se “robaron” unas elecciones. Y la comisión de investigación que pronto comenzará a andar en el Congreso será utilizada por muchos para deslegitimar aquellas elecciones y para acusar a media España de golpismo político-mediático. Sin embargo, los “golpistas” se dedicaron primero a apoyar al gobierno, después a preguntarle, más adelante a exigirle la verdad y, finalmente, a manifestarse para conseguir una verdad que sólo facilitaba la Cadena SER (con el consabido y único patinazo del terrorista suicida, que así reconocería Antonio García Ferreras, director de la emisora, en días sucesivos). Los “agredidos”, los “afectados”, los “golpeados” deberían explicar por qué quisieron cargar sobre ERC, sobre el PSC, sobre el PSOE, sobre IU y sobre el conjunto de la izquierda y de los nacionalismos periféricos, la responsabilidad moral de aquellos atentados. Cómo se atrevieron a decir que Carod firmó con ETA que sucediera esto. Por qué exigieron al Gobierno que mintiera o que no dijera todo lo que sabía. Cómo se atrevieron a pedir abiertamente que estos acontecimientos nos llevaran a votar al PP, y no a las “ratas” de la izquierda. Y los “expulsados”, los “empujados”, los “engañados” deberían contar por qué sostuvieron la tesis de ETA cuando se sabía que el ‘modus operandi’ no era el suyo, cuando se tenía la certeza de que las bombas empleadas no eran las suyas, cuando se conocían los desmentidos de Otegi y de la propia ETA, cuando se conocían las opiniones de los servicios secretos propios y extraños, cuando se estaban produciendo detenciones y cuando se habían localizado cintas en árabe. Cómo se atrevieron a presionar a los directores de periódicos, a la ONU, a las embajadas y a los corresponsales extranjeros en Madrid para que defendieran la tesis de ETA. Por qué emplearon todos los medios a su alcance (RTVE, Telemadrid, Canal 9, Agencia EFE, CNI...) para sostener sus mentiras y desmentir a los que contaban la verdad. Quién decidió acusar a ETA para obtener la mayoría absoluta. Cómo pensaban explicar a los ciudadanos el lunes 15 de marzo, tras ganar las elecciones, que todo lo que les habían contado era mentira.

“El gobierno hizo un intento de manipulación; Aznar aseguró personalmente a la prensa la veracidad del rastro de ETA; los servicios secretos alemanes fueron incorrectamente informados.”
De Standaard

“Los servicios secretos de España condujeron a los alemanes por la pista falsa. El gobierno español ha intentado por motivos claramente electorales desviar las sospechas hacia ETA tras los atentados de Madrid.”
Sueddeutsche

“A pesar de las evidencias que había en contra, el gobierno español llevó a cabo una intensa campaña para convencer a los españoles y a los creadores de opinión del mundo de que era el grupo separatista vasco ETA el autor de los atentados.”
The Washington Post

“España puede haber puesto en riesgo la seguridad europea al insistir en atribuir los atentados a los terroristas domésticos. [...] El Gobierno puso en marcha una agresiva campaña para persuadir a los votantes de que las bombas de Madrid eran obra de separatistas vascos, mucho después de que surgieran pruebas de que era bastante más probable que los atentados hubieran sido perpetrados por terroristas islámicos.”
Financial Times

“Creo que en mi cadena, y concretamente en informativos, se hizo un esfuerzo máximo para afrontar el hecho de que teníamos información propia que no coincidía con la que facilitaba el Gobierno.”
Montserrat Domínguez (periodista de Telecinco en marzo de 2004, actual directora de un programa informativo en A3TV)


La comisión de investigación de las próximas semanas debe servir para que no se vuelva a producir un atentado de estas características en España, para ver cómo se podría haber evitado el 11M y para determinar qué sabían los responsables políticos en cada momento, y si acaso mintieron, lo que a estas alturas ya se encuentra en el terreno de lo evidente.

Pero la comisión de investigación no debe ser un elemento de confusión ni una fuente de acusaciones gratuitas hacia los que se limitaron a pedir o a contar la verdad. Por principios, por honestidad y por respeto a la memoria de las casi doscientas víctimas de la barbarie, no podemos permitir que la realidad sea reinterpretada, rescrita o, simplemente, confundida con la mentira.

Fuente: sindocumentos.com



1 comentario:

El boínas dijo...

Sobre si dos móviles con mismo IMEI pueden funcionar a la vez.

Respuesta: SÍ, SIEMPRE.

La red comprueba si el IMEI de un teléfono se encuentra en la base de datos de IMEIs de terminales robados. Si no está allí, la llamada puede continuar. No se comprueba si otro usuario en la red, ni siquiera en la misma central, está utilizando un terminal con ese mismo IMEI.

A posteriori, la operadora, haciendo consultas a la base de datos con todas las llamadas realizas, puede comprobar si un mismo IMEI se ha utilizado con varias tarjetas SIM un mismo día. Esto es habitual para detectar posible fraude.
Pero la llamada se cursa.