23/10/05

La Policía baraja la posibilidad de que 'Abu Dujan Al Afgani', en cuyo nombre se reivindicó el 11-M, no sea la identidad de una persona en concreto

  • Principales ideólogos o "autores intelectuales" del 11-M

  • 23-10-05 - Europa Press

    El marroquí Youssef Belhadj, extraditado desde Bélgica por su presunta relación con los atentados terroristas del 11-M, llamó por teléfono en 1996 a Iman Eddin Barakat Yarkas, 'Abu Dahdah', identificándose como 'Abu Dujan', según informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista. El comunicado de reivindicación de la masacre de Madrid iba firmado por un tal 'Abu Dujan Al Afgani', del que se decía era portavoz militar de Al Qaeda en Europa.

    Esa llamada, intervenida por la Policía, la realizó Belhadj desde Bélgica cuando era un desconocido para los agentes españoles. "Soy Abu Dujan", oyó Iman Eddin Barakat al otro lado del teléfono. Por aquel entonces, el sirio era ya el líder consolidado de los 'Soldados de Alá' y elemento vigilado por la Unidad Central de Investigación Exterior (UCIE) hacía aproximadamente un año y medio. Poco antes de que Belhadj le telefonease, el juez autorizó a los agentes a intervenir los números de 'Abu Dahdah' y sus secuaces.

    Sin embargo, las dudas sobre la verdadera identidad de 'Abu Dujan' se mantienen más de un año y medio después del mayor atentado terrorista cometido en Europa. El 5 de abril de 2004, el diario 'Abc' recibió un fax en el que los autores de la matanza volvían a reivindicar el 11-M, así como la colocación de una bomba en la vía férrea del AVE a su paso por la localidad toledana de Mocejón el 3 de abril, a pesar de que el grueso del grupo se había inmolado dos días antes en Leganés.

    Los análisis caligráficos de los expertos de la Comisaría General de Policía Científica han permitido determinar que la persona que escribió ese escrito de su puño y letra fue Serhane Ben Abdemajid Fahket, 'El Tunecino', uno de los siete terroristas que se inmolaron en Leganés y elemento fundamental de la célula autora de la matanza.

    'El Tunecino' se habría dedicado a reconstruir la estructura desmantelada en la 'Operación Dátil' cuando la lideraba 'Abu Dahdah'.

    De hecho, el auto por el que el juez de la Audiencia Nacional encargado de la investigación del 11-M, Juan del Olmo, envió a prisión a Belhadj, tras ser extraditado desde Bélgica, no menciona en ningún momento que el marroquí sea el portavoz militar de Al Qaeda en Europa, sino que alega la presunta relación del detenido con individuos implicados en la masacre, demostrada por la incautación de nombres y números de teléfono en su poder, para dictar auto de prisión.

    Además, en el auto de prisión de Del Olmo se recoge: "Resultado de la investigación belga, se obtuvieron varios efectos, entre ellos teléfonos, algunos de los cuales contenían una serie de nombres y teléfonos significativos en la investigación de los atentados de Madrid, como Abu Dojanah (por Abu Dujan)". Es decir, que Belhadj tenía el número de teléfono de alguien al que conocía bajo esa identidad.


    ¿QUIÉN O QUIÉNES ES 'ABU DUJAN'?

    Tanto el texto del vídeo como el del fax utilizan un lenguaje apocalíptico similar y los expertos consideraron desde el primer momento que podría haber sido escrito por la misma persona. Ahora, la Policía baraja la posibilidad de que 'Abu Dujan Al Afgani' --algo así como 'el compañero Dujan de Afganistán'--, podría ser una identidad que no correspondiese a una persona en concreto, sino que fuese, de forma acordada, utilizada por el grupo de islamistas, probablemente en el seno del Grupo Islámico de Combatientes Marroquíes (GICM), vinculado con el 11-M y al que pertenecía Youssef Belhadj.

    De esta forma, 'El Tunecino' habría escrito en nombre de un colectivo el fax remitido a 'Abc', al igual que la persona que lee el comunicado reivindicando los atentados en una grabación de vídeo abandonada junto a la mezquita de la M-30 el 13 de marzo. En esas imágenes aparece un hombre armado, encapuchado y vestido de blanco --signo de estar listo para el martirio-- leyendo un texto que firma 'Abu Dujan Al Afgani', portavoz militar de Al Qaeda en Europa. Esa voz con su particular seseo es la de Jamal Ahmidan, 'El Chino', jefe logístico de la célula, según han reconocido varios testigos protegidos.


    BOUCHAR ENVIÓ EL FAX A 'ABC'.

    Las últimas investigaciones también revelan un aspecto hasta ahora desconocido: si 'El Tunecino' escribió de su puño y letra el fax remitido a 'Abc' antes de inmolarse en Leganés, existen muchas posibilidades de que la persona que se encargó de enviarlo a la redacción del periódico madrileño fuese Abdelmajid Bouchar, el experto en media maratón que escapó a la carrera del piso de los suicidas cuando se presentó la Policía. El 5 de abril, antes de salir de España, envió el fax que había escrito 'El Tunecino' antes de suicidarse.

    Los avances en la investigación obtenidos por la Comisaría General de Policía Científica también han permitido determinar que Bouchar pasó por la casa de Morata de Tajuña, donde se montaron las bombas del 11-M, y por el piso de la calle Martín Gaite de Leganés Norte, de donde huyó a la carrera mientras avisaba a gritos al resto de terroristas de la presencia policial.

    Tras ser detenido el pasado julio en Serbia y extraditado a España el 26 de septiembre, la Policía tomó una muestra de su ADN y comenzó a cruzarlo con todos los rastros genéticos anónimos que había recopilado anteriormente en los escenarios claves de la trama terrorista, hasta que halló el de Bouchar en un hueso de aceituna y un dátil recogido en el piso de de Leganés.


    BELHADJ Y SUS SOBRINOS.

    Youssef Belhadj fue detenido el pasado 1 de febrero en Bélgica, después de que en España fueran arrestados su hermana, el marido de ésta y los dos hijos del matrimonio. Los sobrinos de Belhadj, Brahim y Mohamed Moussaten, ingresaron en prisión por orden del juez Del Olmo el pasado 5 de febrero, al considerárseles estrechamente vinculados a su tío, al que seguían en el adoctrinamiento que éste realizaba en relación con la 'yihad' o guerra santa. Además, mantenían con él frecuentes contactos personales o telefónicos.

    Por ello, Ibrahim Afalah (imputado en el 11-M, pero en libertad) se puso en contacto con los Moussaten, a petición de su hermano Mohamed Afalah (uno de los huidos tras la explosión de Leganés del 3 de abril del año pasado), para que le facilitaran teléfonos en los que localizar a Youssef Belhadj en Bélgica. Este había sido detenido, junto con su hermano Mimoun y Moustapha Lounani, en marzo del año pasado en el citado país por su vinculación con el Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM). Youssef Belhadj quedó en libertad tras declarar entonces ante el juez.

    Además, Belhadj habría pasado por España un mes antes de los atentados del 11-M alojándose con sus sobrinos en la casa de la familia, en Leganés. Poco antes de la masacre se marchó precipitadamente tras haber residido en Getafe y estar acreditados contactos suyos con los autores materiales del atentado múltiple, un mes antes del 11-M.


    1 comentario:

    Sebas dijo...

    Marcha masiva de repulsa a Bush en Argentina http://livingsebas.blogspot.com/2005/10/marcha-masiva-de-repulsa-bush-en.html