7/3/06

Terroristas marroquíes coordinaron desde Bélgica los preparativos del 11-M, según los servicios de inteligencia belgas

Varios miembros de las células desarticuladas en Bélgica mantuvieron contactos con El Egipcio.- Bruselas desvela que un líder islamista de Rabat organizó la huida de dos de los terroristas

07-03-06 - Melchor Sáinz Pardo Madrid (El Diario de León)

Terroristas marroquíes residentes en Bélgica participaron activamente en la preparación del 11-M. Así lo desvelan los informes remitidos recientemente por la policía belga a las autoridades españolas y que apuntan a que una célula local del Grupo Islamista Combatiente Marroquí (GICM) estaba al tanto de la masacre y sirvió de enlace entre diferentes 'yihadistas' del 11-M.

Las comisiones rogatorias contestadas por Bruselas señalan un nombre por encima del resto: Lahoussine El Haski, un marroquí de 30 años detenido poco después del 11-M y al que la Policía belga considera el verdadero jefe del GICM en Europa. Hasta ahora, la Comisaría General de Información (CGI) situaba en este lugar a su hermano, Hassan El Haski, detenido en Tenerife en diciembre de 2004 y procesado en el sumario de la masacre de los trenes.

Rectifican a España

La Inteligencia belga corrige a la policía española: el arrestado en Canarias sólo se hizo con las riendas del GICM en Europa cuando este grupo terrorista fue golpeado en dos operaciones el 19 de marzo y el 1 de julio de 2004. Antes del 11-M -señalan los informes- Lahoussine El Haski era el 'número dos' de la «comisión teológica» del GICM, además de encargarse de las finanzas de la organización y de las operaciones terroristas de este grupo en Europa, entre ellas de la masacre de Madrid.

Según los investigadores del Benelux, los nexos de Lahoussine El Haski y sus acólitos con el 11-M son numerosos. El primero es que el detenido en Bélgica fue durante meses el jefe directo del también marroquí Youssef Belhadj, más conocido como 'Abu Dujan Al Afgani', el denominado «portavoz de Al Qaeda en Europa», y cuyo nombre invocaron los terroristas que reivindicaron los atentados de Madrid en la cinta de vídeo encontrada el 13 de marzo junto a la mezquita de la M-30 de Madrid. 'Abu Dujan' fue detenido el 1 de febrero de 2005 y entregado a España en abril del año pasado.

Los informes confidenciales de la Policía Belga aseguran además que cuando fueron detenidos Abdelkader Hakimi y Mustafá Louani, dos de los hombres de confianza de Lahoussine El Haski, tenían en sus teléfonos móviles el nombre en clave de 'Abu Dujan'.

El Egipcio

La célula belga también mantuvo contactos con el presunto cerebro de los atentados, Rabei Osman, Mohamed El egipcio, arrestado en Milán y ya extraditado a España. Mourad Chabarou -un marroquí de 25 años, ya detenido en Bélgica y que pretendía inmolarse en un atentado en Europa- conoció a El egipcio en 2001 cuando viajó a España para intentar beneficiarse del proceso de regularización de inmigrantes abierto entonces. Según las intervenciones telefónicas realizadas por la Inteligencia belga, fue en este viaje a España cuando Mohamed El egipcio le convenció para convertirse en mártir.

Mourad Chabarou, hombre muy cercano Lahoussine El Haski, volvió a España en la primavera de 2002, se alojó en la casa de El egipcio y mantuvo contactos con diversos integrantes de la célula del 11-M, supuestamente para iniciar los preparativos de los atentados.

Los informes belgas aseguran que su relación fue muy estrecha con uno de los autores materiales de la masacre, Mohamed Afalah, todavía en busca y captura. El piso de alquiler en el que Chabarou vivía en Bruselas se encontraron las huellas dactilares de Afalah. Es probable que los dos terroristas pasaran por la casa de Chabarou en su huida poco después de los atentados.


2 comentarios:

leones dijo...

¿Qué piensa de todo esto la señorita o señora doña Angelica Rubio?

Anónimo dijo...

Si hoy es martes, esto es Belgica