11/1/05

La comisión del 11-M paraliza su trabajo dado que el Gobierno no ha remitido los documentos solicitados

12-01-05 - Europa Press

La reunión que estaba prevista para ayer y en la que la Comisión de Investigación del 11-M debía analizar los documentos que Rodríguez Zapatero se comprometió a desclasificar y la parte del sumario de la Audiencia Nacional cuyo carácter secreto ha sido levantado, tuvo que ser cancelada dado que ninguno de ellos ha llegado todavía al Congreso.

Por ello, el presidente de la comisión, Paulino Rivero, ha vuelto a solicitar al Gobierno dichos informes o, al menos, que explique cuáles está en condiciones de remitir a la Cámara Baja.

Entre la documentación que se le pidió al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero se encuentran una veintena de textos, como el informe sobre las relaciones entre etarras e islamistas que esgrimió el presidente del Gobierno en su comparecencia ante la comisión, y todos los informes del CNI sobre el 11-M que el propio Zapatero se comprometió a desclasificar.

De entre todos los informes solicitados, destacan varios relativos a la trama de Asturias, algunos de ellos realizados por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. A petición del PP se reclamó también documentación sobre la furgoneta de ETA intervenida en Cañaveras y sobre las llamadas realizadas por los terroristas autores del 11-M desde el piso de Leganés en el que se inmolaron siete fundamentalistas islámicos el pasado 3 de abril.


ESPERANDO EL SUMARIO

Además, los comisionados siguen a la espera de que la Audiencia Nacional les remita la parte de sumario cuyo secreto fue levantado hace unas semanas por el juez instructor del 11-M, Juan del Olmo. La intención del presidente de la comisión era mantener ayer una primera reunión, tras el final de las comparecencias, para analizar todos los documentos solicitados al Gobierno y a la Audiencia, ya que se había dado de plazo hasta el día 3 de enero para su remisión al Congreso.

Con la nueva petición de documentos al Gobierno, la mayoría de ellos solicitados a propuesta del PP, Rivero espera que, al menos, el Gobierno explique cuáles está en condiciones de remitir al Congreso y cuáles no, bien por no estar en su poder o por contener información considerada como secreta. El hecho de que la Audiencia ya informase a la comisión a finales de diciembre de que había iniciado trámites para poder remitir la copiosa información que posee en el plazo más breve posible, hizo que Rivero no volviese a requerirla.

Dado que ningún informe o documento ha llegado todavía a la Cámara Baja, la reunión será aplazada para más adelante, una vez que los comisionados hayan podido analizar una parte de la información demandada tanto al juzgado como al Ejecutivo.