16/12/09

La Audiencia Nacional rechaza admitir un nuevo examen de los explosivos

Los jueces niegan otra vez la teoría de la conspiración en el 11-M

14-12-09 - Ángeles Vázquez (Público)

La Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional ha puesto fin al último intento de algunas de las acusaciones personadas en la causa del 11-M de volver a examinar los explosivos utilizados en los trenes con el objetivo de cuestionar la autoría de los atentados ocurridos en marzo de 2004 de Madrid. Tanto la propia Audiencia Nacional como el Tribunal Supremo atribuyó dicha autoría a terroristas islamistas que, en gran parte, utilizaron dinamita robada en explotaciones asturianas y, en concreto, en Mina Conchita.





Tanto la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M como la Asociación Víctimas del Terrorismo solicitaron al Juzgado Central de Instrucción número 6 que reabriera el sumario de los atentados y volviera a ordenar un análisis de los explosivos utilizados, para determinar qué tipo de material se había usado y quién lo había proporcionado. El Juzgado instructor se negó, y las acusaciones, con la oposición del fiscal y de la acusación que ejerce la asociación que preside Pilar Manjón, recurrieron ante la Sala de lo Penal.

"La cuestión planteada ha sido ya decidida en resolución firme de toda firmeza -explica la Sala-, de modo que el recurso no puede en modo alguno pretender que, con sentencia del Tribunal Supremo o sin ella, la Sala acepte la utilización de un cauce procesal anómalo o extravagante para vulnerar la vinculación de la cosa juzgada, formal y material, modificando hechos ya declarados probados".

En febrero, la Sala de lo Penal ya rechazó un anterior intento de reabrir el caso. En esa ocasión, la Sala calificó la petición de "extemporánea y redundante" y explicó que la "práctica reiterada de forma diferente" de una misma pericia sobre los explosivos utilizados es "improcedente". El tribunal que juzgó los atentados del 11-M realizó una última prueba pericial sobre los explosivos que declaró que la mayor parte de los explosivos utilizados en los atentados procedía de Mina Conchita.

Esclarecer la marca
Las dos asociaciones basaron su recurso ante la Sala en la necesidad de esclarecer "la marca del explosivo que explotó en los trenes (...), si hubo unión o varios suministradores, quiénes fueron y a quiénes se lo facilitaron y, por lo tanto, los inductores, autores materiales, cómplices y resto de personas que de una forma u otra hayan participado en el atentado, siendo así que no se se sabe la identidad de todos los responsables". Además se interesaban por la manipulación de los restos hallados en los focos de las explosiones.

El escrito presentado el 9 de marzo trataba de poner en jaque la sentencia de la Audiencia del 30 de octubre de 2007 ratificada por el Supremo. La Audiencia volvió a negarles esta vía, al considerar que los hechos ya han sido juzgados en sentencia firme.