20/8/09

El juez Velasco abre un nuevo sumario del 11-M contra 7 acusados de ayudar a los huidos

20-09-09 - Agencia EFE

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha abierto hoy un nuevo sumario sobre los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, desglosado de la pieza principal de la investigación, contra siete acusados de colaborar y ayudar a huir a varios de los autores de la masacre.

Así lo ha acordado el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de este tribunal en un auto con el que separa la causa contra Zohair Khadiri (que se encuentra en prisión provisional), Djilali Boussiri, Taha Seghrouchni, Nassreddine Ben Laidne Amri, Hammad Lahsini, Abdelkrim Lebchina y Abdelaziz El Merabit (todos ellos en libertad).

Entiende el magistrado, que levanta el secreto del sumario de esta parte, que estos siete individuos "han ayudado económicamente y han mantenido alojados, sustentados e informados" tras los atentados a los huidos Said Berraj, Daoud Ouhnane, Otman El Mouib y Mohamed Afalah (supuestamente fallecido en un atentado suicida en Irak).

Además, el juez ha cerrado la causa respecto a Tarek Hamed Hamu, Khamal Ahbar y Samir Tahtah, condenados recientemente estos dos últimos a 9 años de cárcel por un delito de integración en organización terrorista en la denominada "operación Tigris".

Velasco ha adoptado esta decisión después de que el pasado 29 de junio se trasladara a Marruecos para tomar declaración a Mohamed Belhadj, que se encontraba preso en ese país desde mayo después de que se hubiera dado a la fuga del piso de Leganés (Madrid) en el que se suicidaron los principales responsables del 11-M.

Uno de los objetivos de su desplazamiento a Marruecos era la toma de huellas dactilares, muestras de ADN y una prueba caligráfica para comprobar la ubicación de Belhadj en diversos escenarios de la masacre, así como formalizar los trámites para reclamar que sea juzgado en ese país por el 11-M, ya que, al ser ciudadano marroquí, el Gobierno marroquí no contempla su entrega en extradición.

Tres días después de ese viaje, el juez antiterrorista marroquí, Abdelkader Chentouf, viajó hasta Madrid para interrogar a siete terroristas islamistas que pudieron colaborar en la huida de los terroristas tras la masacre, entre ellos Ahbar, Tahtah o Mohamed Larbi Ben Sellam (condenado por los atentados).

Marruecos ya ha juzgado a un imputado por el 11-M, Abdelilah Hriz, que fue detenido en ese país en enero de 2008 y condenado a veinte años de cárcel por su implicación en la masacre.

En su resolución, contra la que cabe recurso, Velasco también ordena a la Policía que informe sobre la localización de otras huellas de tres personas diferentes por si pudieran tener alguna relación incriminatoria con la masacre.


Facilitaron refugio, alimentos y documentos falsos a autores de la matanza

21-08-09 - Julio M. Lázaro (EL PAÍS)

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha levantado el secreto del sumario de la pieza principal de la investigación sobre los atentados del 11-M y ha abierto un nuevo sumario, desglosado de esa pieza, contra siete acusados de colaborar y ayudar a huir a los autores de la masacre.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha levantado el secreto del sumario de la pieza principal de la investigación sobre los atentados del 11-M y ha abierto un nuevo sumario, desglosado de esa pieza, contra siete acusados de colaborar y ayudar a huir a los autores de la masacre. En los atentados fallecieron 191 personas y hubo miles de heridos. El motivo de desglosar este sumario es el de delimitar las actividades y someter pronto a juicio a los siete implicados. El resto de las diligencias se mantendrán abiertas para enmarcar las actuaciones que queden por aclarar respecto de los atentados del 11-M y el suicidio del núcleo central de comando autor del ataque en Leganés.

El sumario desglosado se dirige contra Zohair Khadiri, Djilali Boussiri, Taha Seghrouchni, Nassreddine Ben Laidne Amri, Hammad Lahsini, Abdelkrim Lebchina y Abdelaziz el Merabit, por la gravedad de las imputaciones en delitos de integración y colaboración con organización terrorista. De todos ellos, sólo el primero, Khadiri, se encuentra en prisión provisional.

En concreto, estos siete implicados están acusados de conocer la participación en la masacre de Mohamed Afallah, alias Tarek, -supuestamente fallecido en un atentado suicida en Irak-, Daoud Ouhmane, alias Yacine y Suleiman, Said Berraj y Outman el Mouib, y de ayudarles económicamente para poder escapar. Además, se les acusa de haber facilitado alojamiento, manutención y de mantenerles informados, ayudándoles a evitar la actuación policial y judicial hasta que consiguieron huir de España.

También les ayudaron a conseguir una nueva filiación mediante documentación falsa y a desplazarse por diversos puntos de la geografía. Hasta la fecha, esos cuatro huidos tras participar en la masacre del 11-M no han sido puestos todavía a disposición judicial.

El juez deja fuera del proceso a Khamal Ahbar y Shamir Tahtah, puesto que ya fueron condenados a 9 años de cárcel en el juicio de la Operación Tigris por el delito de integración en banda terrorista, a fin de evitar un doble enjuiciamiento sobre los mismos hechos.

Por el mismo motivo deja también fuera a Tarek Hamed Hamu, condenado a dos años por falsificación en la sentencia de la Operación Tigris.

También ordena a la Policía que indique si las huellas de Leuca Mihaela y Hassan Amrani pudieran tener alguna relación incriminatoria con los atentados.

El instructor de la Audiencia Nacional detalla que otros huidos como Mohamed Belhadj, alias Mohamed Said y Fouad Akhou y Abdelilah Hriz, alias Abduljalil, finalmente, han podido ser detenidos y entregados ante la Justicia de Marruecos.

El auto añade que dado el tiempo transcurrido desde los atentados y que las diligencias esenciales ya se han practicado y no pueden destruirse, procede alzar el secreto de las actuaciones.

El juez Eloy Velasco se trasladó a Marruecos el pasado 29 de junio para tomar declaración a Mohamed Belhadj, detenido en mayo en Siria y entregado a las autoridades marroquíes, después de haber huido del piso de Leganés (Madrid) en el que se suicidaron los principales responsables del 11-M. Él fue quien alquiló la vivienda. Durante el interrogatorio, Belhadj respondió a más de un centenar de preguntas y se le mostraron más de 130 fotografías. Como presunto autor de los atentados, se le tomaron huellas, muestras de ADN y fue sometido a una prueba caligráfica para comprobar su ubicación en diversos escenarios de la masacre. También se formalizaron los trámites para reclamar que sea juzgado en su país por el 11-M, dado que Marruecos no accede a la extradición de sus nacionales para ser juzgados en otros países.

Tres días después del viaje de Eloy Velasco a Marruecos, el juez antiterrorista marroquí, Abdelkader Chentouf, viajó a su vez a Madrid para interrogar a siete terroristas islamistas que pudieron colaborar en la huida de los terroristas tras la masacre de los trenes de Madrid. Entre ellos, tomo declaración a Ahbar y Tahtah, -sentenciados por la Tigris- o Mohamed Larbi Ben Sellam, condenado por los atentados. Marruecos ya ha juzgado a un imputado por el 11-M, Abdelillah Hriz, que fue detenido en ese país en enero de 2008 y condenado a veinte años de cárcel por su implicación en la masacre.

En relación con el nuevo sumario, el juez da de plazo a las partes hasta el 14 de septiembre para que indiquen si les interesa añadir documentos del sumario del 11-M.

La presidenta de la Asociación de 11-M Afectados por el Terrorismo, Pilar Manjón, aseguró ayer a Europa Press que los miembros de su asociación están "sumamente contentos" con la decisión del juez Eloy Velasco de abrir el nuevo sumario.