16/10/08

El juez Eloy Velasco pide escuchas de 2003 relacionadas con la casa de Moutaz Almallah

15-10-08 - Europa Press

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, --que sustituye a Juan del Olmo-- ha solicitado a su compañero del Juzgado Central de Instrucción número 4, Fernando Andreu, que le remita la transcripción de unas escuchas grabadas en el año 2003 a los habitantes de la casa situada en la calle Virgen del Coro de Madrid, donde presuntamente se celebraron reuniones yihadistas de varios de los procesados por su relación con los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, informaron hoy fuentes jurídicas.

Las cintas pertenecen al sumario 230/03, por el que el Juzgado Central de Instrucción número 4 investigaba un año antes de la masacre a los hermanos Moutaz y Mouhannad Almallah Dabas después de que un vecino de la citada vivienda denunciara que en la casa se organizaban encuentros sospechosos.

El Juzgado de Velasco mantiene abierta una causa contra uno de los hermanos --Moutaz-- por pertenencia a organización terrorista. El sirio nacionalizado español fue entregado en marzo de 2007 a España por las autoridades británicas que le detuvieron el 19 de marzo de 2005 en su casa de Slough (oeste de Londres), un día después de que su hermano Mouhannad fuera arrestado en Madrid.

El pasado mes de septiembre el juez decretó su puesta en libertad previo pago de una fianza de 10.000 euros, siguiendo la recomendación efectuada por la Fiscalía. El magistrado consideró en su auto que Moutaz Almallah facilitó el acogimiento de jóvenes radicales islamistas en esta vivienda.

En cuanto a Mouhannad Almallah Dabbas, fue absuelto por el Tribunal Supremo en sentencia firme. El tribunal de la Audiencia Nacional le había condenado a 12 años de cárcel por pertenencia a organización terrorista.

Por otra parte, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido al magistrado la retirada de esta causa de las acusaciones particulares personadas hasta el momento al considerar que su presencia en la instrucción no está justificada dado que el delito del que se acusa a Moutaz Almallah --pertenencia a banda armada-- no guarda relación directa con sus representados.